Corrector de espalda 2018 ¿cuáles funcionan mejor?

Consejos y recomendaciones para escoger el mejor corrector de espalda. Para aquellos que tienen problemas de cuello o espalda, la mayoría es por culpa de su trabajo. Esto es común para aquellos que mantienen una posición estacionaria mientras trabajan. Con más y más gente que pasa la mayor parte de su tiempo sentada en su escritorio en el trabajo en una silla de oficina barata, encorvada sobre un teclado.

Guías de compra de corrector de espalda

¿Qué puede causar y como corregir una mala postura con un corrector de espalda?

Cuando la columna vertebral está desalineada durante largos períodos de tiempo (típicamente en el caso de una postura inadecuada) puede ocurrir un sinnúmero de problemas médicos. Estos incluyen dolor de espalda, cuello y articulaciones, dolores de cabeza por migraña, síntomas de vértigo o mareos, visión borrosa, fatiga y muchos más. Por lo general, las mujeres se ven más afectadas por los efectos adversos que los hombres, pero los síntomas pueden afectar a cualquier persona a cualquier edad. Afortunadamente, hay muchas soluciones no médicas y no quirúrgicas que pueden ayudar a las personas a mejorar su postura, evitar estos problemas de salud y verse y sentirse mejor.

Mientras que algunas personas nacen con escoliosis, tienen una pierna que es un poco más larga que la otra o tienen un problema físico que afecta la postura y/o  al caminar, la mayoría de los problemas de las personas ocurren como resultado del ejercicio pobre o los hábitos alimenticios o el uso de técnicas inadecuadas durante las actividades diarias incluyendo sentarse, hacer ejercicio o incluso dormir.

La obesidad y la falta de ejercicio adecuado contribuyen enormemente al problema. Es un tema que preocupa a un número cada vez mayor de médicos. Muchas personas llevan estilos de vida en gran parte sedentarios, se sientan frente a un ordenador durante ocho horas al día y rara vez realizan la cantidad recomendada de actividad física diaria. La persona promedio ni siquiera necesita ser clínicamente obesa para empezar a sufrir los síntomas. Tener un poco de sobrepeso puede ser suficiente para cambiar la forma en que una persona camina y ejercer demasiada presión sobre la columna vertebral cerca de los hombros, la espalda media y las caderas. Ningún mecanismo o dispositivo médico puede curar mágicamente todo el dolor y malestar causado por la horrible postura provocada por el sobrepeso. ¿La solución a esto? Usted lo ha escuchado una y otra vez, pero es la cruda verdad: comer bien y hacer ejercicio.

Los pacientes que ya tienen problemas ortopédicos (como resultado de una lesión o de la vejez) a menudo también experimentan los efectos. Una persona que ha experimentado una lesión en una cadera, rodilla o tobillo es probable que favorezca ese lado del cuerpo por encima del otro. Con el tiempo, esto puede fácilmente mover la columna vertebral fuera de su alineación, causando preocupaciones adicionales de salud.

Además de esto, las personas que ya tienen una mala postura pueden caer en un círculo vicioso. Con el paso del tiempo, a medida que el encorvamiento y el deslizamiento saca a las vértebras de la alineación, comienza a ser la “postura normal”. El mal hábito causa tensión muscular que puede llevar a una mayor inclinación y desalineación. Los efectos son difíciles de revertir debido a que la memoria muscular almacena la información para las nuevas malas posiciones como “normal”, lo cual es muy difícil después re entrenar hacia la posición correcta.

No importa que es lo que provoca esa mala postura, se deben tomar medidas correctivas antes de que se desarrollen problemas permanentes, y una columna vertebral débil se convierte en una lucha de por vida. Las personas que tienen ocupaciones tales como camioneros, trabajadores de la construcción y trabajadores de oficina corren un mayor riesgo de padecer problemas de cuello y dolor de espalda debido a malas posturas y deben tomar en serio el mantenimiento de una buena forma física. Estas personas deben considerar la posibilidad de invertir en sillas ergonómicas, teclados, asientos y equipos para prevenir la mala postura y los problemas de salud asociados con ella. Muchos verán una mejoría no sólo en el dolor y la incomodidad, sino que experimentarán un estado emocional más fuerte y positivo como resultado de este enfoque corporal total hacia el bienestar.

¿Qué es y cómo funciona los correctores de espalda?

Un corsé ortopédico -o corrector de espalda- es una prenda sencilla que proporciona soporte, estabilidad y sirve como guía para el alineamiento adecuado de un área de los músculos como la parte superior o inferior de la espalda, los hombros y el cuello. Tira de tus hombros hacia atrás y fuerza tu espalda a permanecer erguida. Ayuda a personas de todas las edades a superar problemas relacionados con la alineación incorrecta. Se venden sin receta médica, están disponibles para hombres, mujeres y niños, y ofrecen diferentes niveles de apoyo y apoyo para diferentes grupos musculares. Algunos son ideales para aquellos que notan debilidad en los músculos que rodean la columna vertebral debido estar sentado en un escritorio todo el día, mientras que otros están hechos para individuos que hacen transporte, movimientos o trabajos con herramienta pesada o pasan horas cargando objetos.

Si has decidido que quieres un corrector de espalda, debes comprar uno.

Vienen en una variedad de estilos, precios, y están diseñados para abordar diferentes temas. Es una buena idea hacer informarse un poco leyendo las opiniones y pidiendo a su médico una recomendación antes de invertir en un corrector de espalda particular. Los correctores de espalda funcionan reforzando artificialmente el núcleo del cuerpo, manteniendo la columna vertebral correctamente alineada y aliviando algo de la presión que se ejerce sobre el cuello, los hombros, la espalda y los músculos abdominales. Como resultado, el dolor y las molestias disminuyen en la zona objetivo y la carga de peso adicional se elimina de la parte baja de la espalda, las caderas, las rodillas y los tobillos. Esto reduce enormemente las posibilidades de lesiones.

 

Los correctores de espalda deben usarse ocasionalmente, cuando los síntomas se manifiestan, cuando las actividades diarias lo requieren o como tratamiento para una condición crónica. Incluso se pueden utilizar como medida preventiva para evitar lesiones o como herramienta para ayudar a romper un mal hábito de postura. Sin embargo, no son un sustituto de otros tratamientos como terapia física, rehabilitación de lesiones, cuidado quiropráctico, pérdida de peso, alimentación saludable o ejercicio. De hecho, si un paciente tiene una lesión que no recibe tratamiento, el corrector de espalda puede aliviar el dolor asociado, pero puede poner en peligro la salud a largo plazo. Un corrector de espalda no debe usarse durante largos períodos de tiempo o con demasiada frecuencia, ya que puede debilitar los músculos debido a la falta de uso de ellos. Es importante asegurarse de que cualquier problema médico sea diagnosticado y tratado rápidamente por el profesional adecuado.

Beneficios y cuándo usar el corrector de espalda

Su mayor beneficio lo notarán aquellos que tienen problemas de espalda y cuello y están sufriendo dolencias físicas o dolor muscular como resultado de sentarse, caminar, o dormir de una manera incorrecta que conduce a la desalineación de la columna vertebral. Los correctores de espalda ofrecen una serie de beneficios que incluyen: mejorar la apariencia, fomentar una buena postura, aliviar el dolor y volver a entrenar los músculos. Estos beneficios se pueden lograr usando el corrector de espalda durante las actividades que se volverían demasiado incómodas sin él o como una medida para prevenir lesiones o empeorar aún más la mala postura.

Los estudios muestran que se tarda aproximadamente seis semanas en aprender un nuevo hábito, por lo que aquellos que han estado sufriendo de dolor causado por posiciones como encorvarse en una silla y quieren generar mejores hábitos y mejorar su postura deben usar el corre ctor de espalda(junto con el ejercicio regular) durante al menos seis semanas para reentrenar las buenas posturas.

También notará rápido los beneficios de el corrector de espalda si tienes un trabajo que involucra levantar objetos pesados o con riesgo de lesiones, especialmente en la espalda o los hombros. Te ayudará a mantener una posición adecuada y a reducir el riesgo de lesiones.

Otras maneras de corregir una mala postura

Por desgracia, el uso de un corrector de espalda solamente no corregirá el problema, ni curará todos los síntomas que a menudo pueden acompañarlo. El método más eficaz es complementar el uso del corrector de espalda durante las horas de trabajo o momentos de malas posturas con ejercicios diseñados para fortalecer los músculos centrales (abdominales, oblicuos, espalda superior e inferior, pectorales, etc.) y mantener una dieta saludable. Hacer ejercicio regularmente fortaleciendo los músculos en el área del hombro, la columna vertebral y el abdomen no sólo mejorará su postura y flexibilidad, sino que también le proporcionará los beneficios adicionales de ayudarle a desarrollar el tono muscular, perder peso, mejorar su metabolismo y dormir mejor. Cuando estas cosas convergen simultáneamente, notarás una diferencia no sólo en tu salud ortopédica, sino también en la cantidad de energía que tienes diariamente.

Si estás buscando comprar un corrector de espalda (y te has informado un poco), puedes comprar uno de Amazon (en Amazon vas a encontrar la mas amplia variedad y es el más seguro). Tenemos una recopilación de los que creemos que son los mejores correctores de espalda disponibles si estás interesado.